Veterinaria

ENFERMEDADES DE VIAS RESPIRATORIAS BAJAS EN EL PERRO

ENFERMEDADES RESPIRATORIAS: BRONQUIOS Y PULMONES

Las enfermedades del aparato respiratorio y en particular las que afectan a bronquios y pulmones son numerosas y en muchas ocasiones muy difíciles de diagnosticar. A veces se trata de procesos agudos que tienen una rápida remisión, pero en otras nos encontramos con enfermedades de curso crónico que acompañaran a vuestro perro durante una gran parte de su vida y que necesitarán por tanto una gran atención.
Lo cierto es que la mayoría de ellas provocarán en vuestros perros síntomas muy similares, y será a través de diversas pruebas la única manera de que los veterinarios establezcamos un diagnóstico acertado y como consecuencia instauremos un tratamiento adecuado.
Me referiré primero al arsenal de pruebas de las que podemos echar mano para su diagnóstico, y luego haré una breve exposición de las enfermedades que a mi me parecen más interesantes que conozcáis. Dejaré muchas en el tintero (en especial las que afectan a la cavidad pleural, al mediastino y a la pared torácica), pero el tema es tan extenso que no hay cabida para todas en el presente artículo.
Entre las pruebas que debemos realizar ante un problema cuyo origen suponemos que se localiza en bronquios o pulmones se encuentran los análisis rutinarios de sangre que deben incluir un hemograma y una bioquímica completa. Las radiografías de torax son en muchas ocasiones indispensables, aunque a veces su realización será muy laboriosa, en especial si la dificultad respiratoria que presenta el perro nos impide una manipulación adecuada. A veces, será necesario establecer un tratamiento para intentar mejorar la ventilación y hacer después las radiografías. Lo ideal será realizar tres, dos laterales, y una dorso ventral. La auscultación es para mi esencial. Una buena auscultación nos permite muchas veces acercarnos al problema. Es imposible, y además no tiene sentido que me extienda en lo que se oye o se deja de oír ya que explicarlo sería una pérdida de tiempo.
Una prueba que se realizaba en el pasado como la broncografía ha quedado en desuso por la aparición de la broncoscopia. Otra técnica que resulta útil para detectar anomalías vasculares y tromboembolia pulmonar es la angiografía pulmonar. La broncoscopia es de suma utilidad en enfermedades que cursan con tos crónica, sangrado, y sospechas de tumor o cuerpo extraño. Permite la inspección visual de las vías respiratorias y la obtención de muestras. Además tiene una utilidad terapéutica para la eliminación de cuerpos extraños, la resolución de tapones de moco y la extracción de secreciones abundantes o de sangre. Desde el punto de vista diagnóstico nos permite visualizar, lavar, raspar u obtener muestras para biopsia. Debe ser realizada bajo anestesia general para evitar la tos y el laringoespasmo.
A pesar de todo existen perros que por su compromiso respiratorio no pueden ser anestesiados o que presentan alteraciones de la coagulación. En estos perros lo que se utiliza es la toracotomia que permite la toma de una muestra a cielo abierto. Evidentemente no está exenta de riesgos para la vida del perro.
La ecografía puede resultar útil para diagnosticar tumores, anomalías pleurales y mediastínicas, así cómo la obtención de aspirados o muestras para biopsias con guia ecográfica, utilizando la visualización en tiempo real de la penetración de la aguja en el tejido o lesión líquida. Tiene eso si el inconveniente que no permite la visualización de lesiones dentro de un pulmón con aire, pues esto impide la transmisión del sonido.

La tomografía computerizada (TC) y la resonancia magnética (RM) son útiles para evaluar las estructuras circundantes y determinar las relaciones anatómicas. Requieren anestesia general, pero pueden aportar interesantes datos sobre la enfermedad.
BRONQUITIS AGUDA

Se define como una tos pasajera atribuible a inflamación de las vías aéreas inferiores y no se asocia con un daño irreversible de la vía aérea.
Puede estar causada por infecciones bacterianas o víricas, parásitos u hongos. A veces, un cuerpo extraño inhalado puede desencadenarlas. El mismo humo o el polvo pueden contribuir a la aparición del problema. Un tumor pulmonar, un aumento de los ganglios linfáticos o un aumento del tamaño del corazón que provoquen una compresión de las vías respiratorias pueden desencadenarla. El colapso traqueal (estrechamiento de la traquea), o una alergia también pueden ser las causantes de bronquitis.
La consecuencia es la estimulación de los receptores de la tos, lo que provocará su presencia y el aumento de la producción de moco en las vías aéreas.
La bronquitis aguda se asocia con tos, productiva o no, de duración normalmente inferior a 2 meses. La tos productiva suele estar relacionada con infecciones bacterianas, mientras que la tos seca se asocia a infecciones víricas. Si oís a vuestro perro emitir un sonido similar al graznido de un ganso, seguramente estaremos ante una bronquitis producida por un colapso traqueal.
A veces, la bronquitis aguda se resuelve espontáneamente una vez que la causa que produce la tos ha sido eliminada. Si se trata de un proceso bacteriano el uso de antibióticos será suficiente, aunque a veces será necesaria la realización de un cultivo y de un antibiograma. La presencia de cuerpos extraños debe ser solucionada mediante una broncoscopio y si no es posible a través de una toracotomia.
El síntoma más molesto para vosotros será la tos, pero el uso de medicamentos para hacerla desaparecer debe ser muy bien valorado. Los antitusigenos no deben ser usados si la tos es productiva, es decir, permite la eliminación de secreciones o se sospecha que el problema es infeccioso. Lo único que conseguiremos es aumentar la tos. El uso de broncodilatadores y corticoesteroides en estos casos si que está indicado.

BRONQUITIS CRÓNICA

En estos casos la tos estará presente por un periodo superior a dos meses, ya que se habrán producido lesiones irreversibles de las vías aéreas. Normalmente establecer la causa es sumamente complicado, aunque se asocia con infecciones crónicas, alergias o la inhalación de agentes irritantes. Lo que se produce en estos casos es una excesiva acumulación de moco que contribuye a la obstrucción y colapso de las pequeñas vías aéreas. Estos cambios crónicos predisponen un mayor riesgo de infecciones.
Los perros afectados muestran intolerancia al ejercicio, accesos de tos incontrolables y dificultad respiratoria. En un momento determinado los perros afectados pueden presentar exacerbaciones del problema, cuando hay complicaciones infecciosas, exposición a agentes irritantes inhalados o situaciones de excitación o estrés excesivo.
Junto a los tratamientos tradicionales (antibióticos, broncodilatadores y a veces antitusigenos) son útiles los nebulizadores para humidificar la vía aérea. Si el perro esta obeso, será indispensable hacerle bajar de peso.

BRONQUITIS ALÉRGICA

Se produce como respuesta de las vías aéreas a un alérgeno inhalado o transportado a través de la sangre. Entre estas sustancias capaces de producir bronquitis se encuentran polvo y mohos, humo del tabaco y rociados con aerosoles. Otros agentes capaces de producirla son la dirofilarias y los Aspergilus (hongos). Habrá edema e inflamación, broncoconstricción y aumento de la producción de moco.
Suele afectar a perros jóvenes o de mediana edad y puede conducir a una bronquitis crónica.
Suele ser característico que la tos sea improductiva, aumente con el ejercicio, el aire frío y la compresión del pecho o la traquea.

EDEMA PULMONAR

Es una acumulación de líquido en el intersticio pulmonar. Se presenta con frecuencia como complicación de la insuficiencia cardiaca congestiva izquierda. Las causas, además de la nombrada son muy variadas y las he resumido en un cuadro adjunto. Lo que ocurre en estos casos es que los sistemas que el organismo pone en marcha a través de su sistema linfático para la eliminación de líquidos no pueden contrarrestar la velocidad de entrada del líquido.
La mayoría de los perros afectados, presentan un aumento del ritmo respiratorio (taquipnea), tos o dificultad respiratoria por falta de oxigenación (hipoxia). El esfuerzo de inspiración y espiración se ven aumentados y en los casos graves, la tos irá acompañada de la eliminación de sangre.
El tratamiento debe ir dirigido a mejorar la oxigenación (mediante sonda nasal, mascarilla o jaula de oxigenación), pero el estrés durante el manejo de estos perros debe ser mínimo. Si es posible, y no siempre lo es, será de gran utilidad la intubación y ventilación positiva.
Los medicamentos de elección en estos casos son los diuréticos, aunque deben usarse con precaución en perros con poco volumen sanguíneo circulante (hipovolemicos)
Los broncodilatadores son de gran utilidad, y evidentemente si la causa del edema está en el corazón, habrá que aplicar la medicación oportuna.

NEUMONIA BACTERIANA

La neumonía se refiere a la inflamación del pulmón, y evidentemente será bacteriana si se identifican bacterias como causa del problema o como parte del proceso inflamatorio. Según el lugar donde asiente la infección podremos hablar de bronquitis bacteriana, bronconeumonía, neumonía intersticial o neumonía lobar.
Las neumonías bacterianas primarias en el perro son infrecuentes, existiendo casi siempre un problema predisponente como bronquitis crónica, discinesia ciliar, enfermedades víricas y fúngicas, enfermedades asociadas con aspiración, regurgitación, tratamientos con fármacos inmunosupresores, diabetes mellitus, síndrome de Cushing, traumatismos y tumores.
A veces, las bacterias pueden llegar a los pulmones a través de la sangre y entonces la neumonía será consecuencia de una septicemia provocada por cualquier otra causa o bien llegar directamente.
Los perros que presentan este tipo de neumonías no es raro que con anterioridad hayan padecido otros procesos respiratorios o que hallan padecido vómitos o que hayan sido anestesiados recientemente.
Habrá tos por lo general productiva, anorexia, descarga nasal mucopurulenta, intolerancia al ejercicio, taquipnea, dificultad respiratoria, fiebre, y a veces pérdida de peso.
El tratamiento se basará en antibióterapia, hidratación de las vías aéreas y humificación del aire.
Existen y por ello deben ser nombradas enfermedades pulmonares víricas, fúngicas (por hongos) y por protozoos.
Para no extenderme demasiado en su descripción os diré que hongos como los coccidiodes, blastomyces, histoplasmas, criptococcus y aspergillus son capaces de provocar graves cuadros respiratorios que cursan con cuadros similares a los de una neumonía.
En cuanto a los parásitos nombraré la toxoplasmosis, aunque es más frecuente en el gato, y las capillarias.
Entre los virus capaces de provocar una neumonía severa, nombraré el del Moquillo canino.

NEUMONIA POR ASPIRACIÓN

La inhalación de líquidos, partículas de alimento o bacterias procedentes de la orofaringe provoca una alteración pulmonar inflamatoria profunda. Puede presentarse como una enfermedad aguda fulminante o como un proceso crónico.
Los contenidos aspirados suelen ser contenidos ácidos del estómago y alimento. Por lo general una función laríngea o faríngea normal previenen este tipo de accidentes por lo que tendrá que producirse algún trastorno que produzca una anormal funcionamiento de estas estructuras, como pueden ser alteraciones neuromusculares, irritación o inflamación de la orofaringe a causa de reflujo crónico o regurgitación (megaesofago, obstrucción esofágica, esofagitis, o vómito crónico)
Un sondaje mal hecho cuando se administran alimentos o medicamentos o la falta de cooperación del paciente también puede provocarlas. Un accidente frecuente es la entrada de medios de contraste (bario) en las vías respiratorias cuando se los tenemos que hacer tragar a un perro para la realización de una placa de contraste. Es éste un accidente que en principio no tiene la más mínima importancia.
La entrada en los pulmones de estos elementos puede llegar a provocar hemorragias o edemas de pulmón junto a broncoconstricción.
Veremos al perro toser y presentar dificultad respiratoria, junto a inapetencia, letargo y a veces incluso shock.
En la mayoría de los casos será necesaria la aplicación de oxígeno, broncodilatadores y antibióticos, aunque estos últimos es conveniente utilizarlos después de haber realizado un cultivo bacteriano.
Nombraré de pasada lo que conocemos como “Síndrome de dificultad respiratoria aguda” (SDRA) que provoca una insuficiencia respiratoria como consecuencia de una septicemia, transfusiones de sangre múltiples, shock, pancreatitis, neumonías, reacciones a fármacos o sobredosificación de algunos de ellos, traumatismos importantes o cirugías. Los perros afectados presentan una seria dificultad respiratoria, taquicardia, ansiedad, agitación. Habrá edema de pulmón e hipertensión pulmonar.

ALTERACIONES INMUNITARIAS: HIPERSENSIBILIDAD

Se trata de procesos inflamatorios que afectan a los bronquios y pulmones, normalmente como respuesta del organismo a un agente externo como pueden ser parásitos pulmonares, alergenos inhalados (pólenes por ejemplo) o fármacos. Podemos decir que se trata de una reacción alérgica del organismo que se manifiesta a nivel del sistema respiratorio.
Es bastante típico que si hacemos un análisis de sangre en los perros afectados por este proceso nos encontremos con una gran cantidad de eosinófilos ( es un tipo de glóbulo blanco que aumenta en cuadros alérgicos y parasitarios).
La tos es el síntoma más frecuente. El tratamiento consistirá en intentar eliminar la fuente que produce el problema, lo que no siempre es posible, y el uso de corticoesteroides. Si la respuesta a estos medicamentos no es suficiente, habrá que echar mano de drogas inmunosupresoras. Podemos añadir al cóctel, antibióticos y broncodilatadores. Muchos perros afectados por esta enfermedad necesitan medicación de por vida, ya que no siempre será posible eliminar el agente causal
.
TUMORES:

Los tumores de pulmón pueden ser de origen primario, metastático o multicéntrico, siendo las dos últimas las más frecuentes. Evidentemente son más frecuentes en perros de edad avanzada.
Los tumores primarios suelen ser malignos, y dentro de ellos las más frecuentes son los adenocarcinomas y los carcinomas. Los que aparecen como metastásis pueden presentarse a partir de osteosarcomas, fibrosarcomas, hemangiosarcomas, melanomas y carcinomas mamarios principalmente.
Los perros afectados suelen mostrar dificultad respiratoria, tos, pérdida de peso, anorexia, letargo, fiebre y cojeras por que se denomina osteopatía pulmonar hipertrófica.
Si queremos llegar al diagnóstico exacto y saber a que tipo de tumor nos enfrentamos, se deberá obtener una muestra de la masa para ser analizada. Esto se puede conseguir a través de una citología, lavado broncoalveolar o por toracotomía.
La intervención quirúrgica si es que merece la pena es el tratamiento de elección, para los tumores pulmonares solitarios, mientras que la quimioterapia se usará en casos en que la cirugía no pueda resolver el problema. En cualquier caso no debemos esperar una supervivencia superior a un año, aún tratándose de una masa que ha sido extirpada en su totalidad.

CONTUSIONES PULMONARES

Un impacto fuerte sobre el área torácica provocará en la mayoría de las ocasiones una hemorragia pulmonar, aún sin que se aprecie un daño torácico externo.
En los casos graves habrá dificultad respiratoria y disnea aguda. No será raro encontrar dolor, neumotorax o shock cardiovascular, habituales en el traumatismo pulmonar agudo, y tampoco será extraño encontrar fracturas de costillas.
Si la hemorragia ha sido leve las manifestaciones clínicas también lo serán.

INHALACIÓN DE HUMO

La inhalación de humo causa una lesión directa en las vías respiratorias y el tejido pulmonar debido al calor, las partículas y los gases en combustión. Los incendios domiciliarios son la causa más frecuente. Las partículas de carbono pueden adherirse a la superficie de las vías respiratorias provocando broncoespasmo. Los compuestos que derivan de la combustión de productos gaseosos, cuando se inhalan, provocan lesiones químicas, a las que habrá que sumar las lesiones térmicas.
Cuando los animales afectados nos llegan a la clínica, además de las quemaduras, suelen presentar síncope, dificultad respiratoria grave e incluso parada respiratoria. El problema es que cuando no presentan estos síntomas tan alarmantes, la atención debe ser máxima porque pueden desarrollar una afección respiratoria grave a las 24-36 horas, por la presentación de un edema laríngeo o por la aparición de una SDRA de la que ya he hablado anteriormente. Por tanto, cualquier perro rescatado de un incendio deberá mantenerse en observación 24-48 horas.
Se les debe administrar oxígeno, broncodiltadores y corticoesteroides solo si existe shock cardiovascular agudo. No estará de menos, si es necesario la administración de soluciones para la rehidratación, pero con sumo cuidado ya que la alteración de la permeabilidad vascular puede llevar a un edema de pulmón.

CUADROS: POSIBLES CAUSAS DE EDEMA PULMONAR
-Enfermedades renales
-Enfermedades hepáticas
-Sobrehidratación
-Inanición
-Tumores
-Inhalación de toxinas
-Aspiración de ácido gástrico
-Inhalación de humo
-Electrocución
-Traumatismo
-Septicemia
-Pancreatitis
-Uremia
-Inflamación infecciosa o no infecciosa
-Tromboembolia
-Obstrucción grave de las vías respiratorias superiores
-Ahogamiento
-Edema neurogénico por convulsiones o por traumatismo craneoencefálico
-Insuficiencia cardiaca izquierda
-Sobrehidratación

Anuncios

4 comentarios sobre “ENFERMEDADES DE VIAS RESPIRATORIAS BAJAS EN EL PERRO

  1. Hola,me a interesado mucho todo lo que trata. Acabo de pasar una muy mala experiencia con una camada de bulldog y me gustaria si me pudieses dar una explicacion “natural” sobre lo que les ha pasado a mis perritos:
    Tengo una hembra preciosa de bulldog,de un tamaño tirando a pequeño.La cruce con un macho (por inseminacion) aun mas corto y muy lindo.Aclaro que mi perrita no ha sufrido ningun problema de salud que se salga de lo normal de estos perros,me atreveria a decir que es sanisima.Pues bien,tuvo 9 perritos,2 nacieron muertos,4 se murieron a los 5 dias y su torax estaba completamente plano.La madre no los aplasto ni estubieron sobre una superficie dura para que esto ocurriese.Podrias darme alguna explicacion o el nombre de alguna enfermedad para que pueda estudiarlo y entenderlo? Fue muy duro ver a unos seres tan divinos sufrir tanto y no poder hacer nada excepto ayudarles a que su final no les doliese tanto.Muchas gracias.

  2. Los que tenían el torax plano, deberán haber muerto por aplastamiento. Es necesario que en los primeros días las superficies en donde está la madre con sus cachorros sean duras, para que tenga conciencia de que los está aplastando. En las superficies blandas, la perra no se dará cuenta. No conozco ninguna enfermedad que produzca aplanamiento de torax.

  3. Ok,muchas gracias por su comentario.Y muchisimas felicidades por tener un portal en donde se aclaran las cosas sin dar rodeos ni maquillar la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s