endometrio·infección·inflamación·perra·utero·Veterinaria

PIÓMETRA Y METRITIS

Texto: José Enrique Zaldívar

Clínica Veterinaria Colores

Piómetra y metritis

En esta ocasión vamos a tratar en nuestra consulta veterinaria dos de las enfermedades más recurrentes que afectan al aparato reproductor femenino. Las describiremos, las conoceremos a fondo, sus causas, sus síntomas, sus consecuencias y todo lo que debemos saber para actuar correctamente ante ellas.

La piómetra es una de las patologías más frecuentes del aparato reproductor que los veterinarios nos encontramos en hembras de más de seis años. El término piómetra describe un útero lleno de pus en asociación con cambios ováricos y sistémicos. Si queremos afinar más en su definición, podemos decir que se trata de uno de los estadios de lo que se conoce con el nombre de complejo hiperplasia endometrial quística, en concreto el estadio III.

En la fase del ciclo sexual de la perra que se conoce como diestro (que es la que sigue al estro o celo) se producen una serie de cambios uterinos, cuando está aumentada la concentración sérica de progesterona. Si estos cambios uterinos se acompañan de una reacción inflamatoria aguda del endometrio con colonización bacteriana del mismo, se producirá una infección en el útero. Podemos decir, que el proceso que conducirá a la piómetra se inicia en el momento en el que la perra está en celo, fase durante la que se produce la apertura del cuello del útero (cérvix) que facilitará la entrada de bacterias desde la vagina. En la fase posterior al celo, es decir, en el diestro, se producirá el cierre funcional del cuello del útero y una serie de cambios en dicha estructura anatómica provocados por la descarga de progesterona. Estas circunstancias harán del útero un medio excelente para el desarrollo de las bacterias. Podemos, por tanto, afirmar que en la mayoría de los casos esta enfermedad se presentará a los dos o tres meses después del último celo.

COMPLICACIONES

La bacteria más veces aislada en este tipo de infecciones es la E. Coli. Se trata de gérmenes capaces de producir determinadas toxinas que pasarán a la sangre provocando lo que se conoce como endotoxemia. Estas toxinas pueden depositarse sobre la superficie del riñón, dando lugar a una sería complicación renal que se conoce con el nombre de glomerulonefritis, y que se presentará en el 20-25 por cien de las perras con piómetra.

Si realizamos un análisis de sangre nos vamos a encontrar con una importante elevación de leucocitos neutrofilos, por encima de 15.000 (glóbulos blancos), anemia, descenso de albúmina (hipoalbuminemia), elevación de globulinas (hiperglobulinemia) y aumento de la fosfatasa alcalina (ALKP). Si el riñón ha sido afectado, nos encontraremos también con una elevación de los parámetros que nos marcan la función renal, es decir, de la urea y de la creatinina. Estas elevaciones suelen remitir una vez que administramos suero por vía intravenosa. No debemos olvidar que casi todas las perras que presentan una piómetra se encuentran deshidratadas en mayor en menor grado. Se debe también realizar un análisis de orina, ya que el 20 por cien de las perras con piómetra presenta infecciones urinarias de vejiga.

Cuando hablamos del cuadro clínico, debemos distinguir entre lo que es una piómetra de cuello abierto y una piómetra de cuello cerrado. En el primer caso veremos salir secreciones por la vulva de vuestra perra que a veces pasan desapercibidas por el continuo lamido de la zona.

Si el cuello se ha cerrado y no permite la salida de las secreciones que se están produciendo en el útero, los síntomas clínicos que presentará vuestra perra serán más evidentes.

Los signos clínicos más frecuentes son: dolor y distensión abdominal (cinco por cien), anorexia (65-74 por cien), letárgia (75-100 por cien), vómitos y diarrea (65-75 por cien). Además, se presenta en la mayoría de los casos un aumento en la ingestión de agua (polidipsia) y un aumento en el volumen de orina (poliuria). Un síntoma bastante típico es la dificultad que tienen estas perras para saltar o para subirse a determinadas alturas (sofás, coche…). Sólo un 20 por cien de ellas presentará fiebre, a pesar de tratarse de una infección.

Si la enfermedad no es diagnosticada y, por tanto, tratada, se presentará septicemia, endotoxemia, choque, hipotermia, y muerte.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

El diagnóstico no es demasiado complicado, dado que se da en un momento muy concreto del ciclo sexual de la perra y los síntomas en la mayoría de los casos son bastante evidentes. Aún así, es conveniente la realización de radiografías abdominales y, mejor aún, una ecografía. Tanto en las imágenes radiográficas como ecográficas se verá un útero agrandado y lleno de líquido, es decir, una apariencia muy similar a la que se observa al inicio de la preñez y en el posparto inmediato. En ocasiones, aunque no se produce con poca frecuencia, algunas perras con piómetra, incluso con cuello uterino cerrado, pueden no tener una silueta uterina no visible en la radiografía abdominal.

El tratamiento debe ser rápido, ya que cualquier demora injustificada puede provocar la muerte de la perra, en especial en los casos de piómetra de cuello cerrado. Lo más inmediato, mientras se realizan los análisis, es la fluidoterapia intravenosa. De esta forma, conseguiremos mantener el flujo sanguíneo y mejoraremos la función renal. Se debe establecer de inmediato el suministro de antibióticos.

El tratamiento definitivo y de elección es y ha sido siempre la cirugía. La técnica quirúrgica a realizar es la ovariohisterectomía, es decir, la extirpación de los ovarios y la matriz.

Debemos llevarla a cabo una vez que la perra esté estabilizada de los desequilibrios metabólicos para garantizar los resultados pero, como ya he comentado antes, no se puede esperar demasiado tiempo. Una complicación a tener en cuenta es el desgarro del útero, antes o durante la operación, ya que correremos el riesgo de una peritonitis y sepsis que podría acabar con la vida del animal.

El tratamiento no quirúrgico, es decir, el que realizamos a través de fármacos, se ha utilizado en perras con un alto valor reproductivo y en aquellos casos en los que la enfermedad se presenta en animales jóvenes. Lo cierto es que hasta hace muy poco sólo se utilizaban las prostaglandinas F2alfa. Por medio de este medicamento, lo se consigue es reducir los niveles de progesterona y abrir el cuello del útero. La mejoría clínica no se observa hasta pasadas 48 horas y, en ocasiones, produce efectos secundarios, como vómitos, diarrea y salivación, que pueden agravar el estado de salud de la perra. Es por esto que este tratamiento sólo se recomienda en piómetras abiertas y el veterinario nos deberá advertir de la posibilidad de la aparición de una nueva infección después del siguiente celo.

Recientemente ha aparecido en el mercado un nuevo fármaco cuyo principio activo es la aglepristona (Alizin), cuya indicación es la inducción del aborto hasta 45 días después de la monta. Al tratarse de un antagonista de la progesterona, ha resultado sumamente eficaz en el tratamiento de la piómetra. La administración de tres, cuatro o cinco inyecciones en unos plazos determinados parece ser bastante eficaz. En el caso de piómetras cerradas, las descargas purulentas se observarán a partir de las 36-48 horas de iniciado el tratamiento, y se acompañan normalmente de una importante mejoría de la perra tratada. En la actualidad, se está utilizando asociado a las prostaglandinas F2alfa. En caso de optar por este tipo de tratamiento, es recomendable que la hembra quede gestante en el siguiente celo. Después de establecida la medicación, el control ecográfico es fundamental para asegurarnos de que el útero se va vaciando. Esto lo valoraremos midiendo el diámetro de la matriz, el cual deberá ir disminuyendo progresivamente.

La recuperación total del animal podrá confirmarse a partir del día 28 después de iniciado el tratamiento, con la desaparición de las descargas vaginales y una imagen ecográfica normal del útero. Debe quedar claro que, a pesar de la efectividad que al parecer tiene este tratamiento, no debería ser utilizado en caso de septicemia, peritonitis secundaria a rotura uterina, fallo renal, hepatitis reactiva o coagulación intravascular diseminada.

METRITIS

La metritis aguda se presenta, en general, en el periodo postparto inmediato y, por lo usual, se asocia con problemas en el parto, manipulaciones obstétricas o retención de placentas o fetos. Asimismo, la metritis aguda puede desarrollarse luego de un parto normal o una inseminación artificial contaminada.

Las manifestaciones clínicas, que comienzan a los pocos días del parto, comprenden secreción vaginal mucopurulenta fétida y signos de enfermedad sistémica, como fiebre, anorexia y vómito. El agrandamiento del útero puede palparse. El hemograma será muy similar al que aparece en el caso de la piómetra. El tratamiento de elección es la ovariohisterectomía, previa rehidratación con suero intravenoso. En ocasiones, será necesario destetar a los cachorros y darles de comer artificialmente, en especial si la metritis se ha acompañado de infección en las glándulas mamarias (mastitis).

En caso de hembras de gran valor reproductor, se puede intentar la colocación de una sonda uterina a través de la que se procederá a su limpieza y se introducirán soluciones de antibióticos. Estos antibióticos serán usados hasta conocer los resultados del cultivo y antibiograma previamente realizado. Su uso debe continuarse hasta que desaparezcan las secreciones del útero, se normalice el número de glóbulos blancos y no haya fiebre.

Si la hembra es muy valiosa y no responde al tratamiento médico se puede hacer una limpieza del útero por vía quirúrgica, siempre y cuando la matriz, una vez visualizada, presente un buen aspecto. Se hará un lavado previa incisión del útero y se colocará un catéter hasta el cuello uterino por el que serán suministrados los antibióticos en los días posteriores a la cirugía.

Podemos concluir que, para evitar las enfermedades que hemos tratado, la castración temprana de nuestras perras será una excelente elección. Una buena edad para realizar la operación es a los ocho meses, aunque en algunos países se realiza aún más tempranamente. Se puede incluso posponer hasta que la perra tenga su primer celo, pero no ir más allá. De esta forma, además de evitar la presentación de una piómetra, impediremos la presencia de tumores de mama que, en muchas ocasiones, son de carácter maligno, y que podrán provocar metástasis en órganos como pulmones, riñones, hígado o bazo.

Tan sólo añadir que el uso de sustancias para inhibir el celo de nuestras perras, usadas durante años sin ningún tipo de consideración científica por parte de los veterinarios, ha sido la causa de la aparición de las dos enfermedades a las que hemos dedicado el artículo de este mes. Afortunadamente, a día de hoy, cada vez somos menos los que hacemos uso de estas sustancias. ¡Que cunda el ejemplo! Animaos a esterilizar a vuestras perras.

Anuncios

29 comentarios sobre “PIÓMETRA Y METRITIS

  1. hola Sade. Soy Teresa. Siempre te he consultado en la sección tumores mamarios,respecto a mi caniche. Tumores+soplo+anemia+piometra.Decirte que el tratamiento con Alizin ha funcionado (ha necesitado 3 inyecciones 19-20-27 novbre).El Sábado 29 comenzaron las descargas vaginales, y ahora sigue con antibióticos hasta el día 18 dcbre. Ese día debió salirte todo bién porque te deseé las mayores alegrías!.No hubiese sido diferente si hubiese ido mal. tus consejos han sido inestimables.No sabes lo que te agradezco el que me hablases del Alizin.La perrita está bastante bién y come con ganas. Mi vet dice que el 18 se le repetirá la analítica y la eco para ver cómo está y “qué camino tomamos”. Sobre esto quiero consultarte: si vuelve a reaparecer la piometra tratada con Alizin,al parecer es bastante probable, a los meses, o en el próximo celo, ¿podría volvérsela a tratar de igual manera, con el Alizín evitando la cirugía?. De todos modos me estoy anticipando porque hasta el 18 no se como está de la anemia, sigo dándole hierro (desde el 24 de octubre)y el tumor no ha vuelto a crecer. Sólo eso, ¿qué opinas , llegado el momento, sobre repetir el tratamiento con Alizin? Sé que no es la panacea,no me estoy haciendo falsas ilusiones, pero con el estado general de mi perra confío más en el tratamiento que en la cirugía, si me sigue siendo posible mantener su estado controlado. Mil gracias Sade.

  2. Bueno, habrá que esperar a ver que pasa más adelante. No adelantemos acontecimientos. Las experiencias clínicas con el Alicin son escasas de momento, y por tanto los resultados a largo plazo todavía no están demasiado contrastados. Hablan incluso de la conveniencia de cruzar a la perra en cuanto de presente un celo.

  3. Hola amigo, felicitaciones por la página y saludos desde venezuela. Quisiera hacerte una pequeña pregunta:

    Bueno el caso es que tengo una perrita de unos 7 años, es mestiza y pesa unos 26 kg, ella sufrio de piometra hace unos 2 a 3 años atraz, optamos por la cirugia, y re recupero completamente.

    pero ahora me doy cuenta que el dia de hoy ha estado un poco echada y al momento de levantarse de donde está deja unos pequeños pozos de liquido, que aumentan si se tarda mas echada.

    Bueno entonces el liquido no es maloliente, es a decir verdad claro, parece orina, pero mas clara, y la perra pues come normal y bebe normal agua. quisiera saber si podria ser una infeccion urinaria lo que provoque estos cambios.

    ah otra cosa, mi mama me dijo que hacia como 6 méses le habia pasado lo mismo pero solo le duro un dia, habra una explicacion para esto?

  4. Pues sí, hay una explicación. Algunas perras sufren episodios de incontinencia después de la castración, que es debida a un déficit de estrógenos con relajación del esfinter vesical. Tu veterinario te dirá lo que debes hacer.

  5. La cirugía es el mejor tratamiento. Aún así, si has leído el artículo, habrás visto que existe un medicamento que se puede usar en estos casos, y que suele ir bien.

  6. Hola Sade.Soy Teresa, la dueña de la perrita que tuvo piometra en noviembre 2008 y que fue tratada con Alizin. Decirte que desde entonces ha estado -y está- estupenda, la tuve un mes a base de antibióticos tras las descargas vaginales y lo superó con éxito. Ahora está terminando su celo, no tengo claro cuando puede empezar a mostrar signos de infección de útero(le noté síntomas de estar en celo desde el 19 de febrero). Quiero llevarla a hacer una analítica porque me hablásteis de la alta probabilidad de que le vuelva a aparecer la infección tras el siguiente celo. No sé si es demasiado pronto,no tiene ningún mal síntoma, pero no quiero esperar a que los tenga porque entonces puede que sea tarde. Podrías darme tu opinión? crees que si presenta ya un poco de infección podría cortarla a tiempo empezando con antibióticos?, por supuesto todo bajo la supervisión del vet. Le fué muy bién con el alizin la última vez, y no sé muy bién cómo hacer para prevenirla ésta vez.Ahora que sé que se le puede manifestar tras este celo, cómo hacerlo mejor esta vez? Opinas que hago bién empezando ya a hacerle analíticas? Gracias Sade.

  7. hola dr, quisiera consultarle sobre el caso de mi perra, es una ovejera de 6 años, en octubre pasado le practicaron una ovariohisterectomia por una piometra de cuello abierto, y hace un mes le quitaron dos mamas ya que se le habian hecho tumores (carcinomas mixtos) lo extraño es que una semana despues de la ultima cirugia empezo a tener leche en las mamas, le estoy haciendo compresas de agua y vinagre para que descargue la leche como me ha aconsejado su veterinario, que quedo en consultar con el endocrinologo ya que le resulta extraño que tenga un embarazo psicologico estando castrada; tuvo usted algun caso similar o sabe por que pudo haber ocurrido esto? muchas gracias y saludos
    alejandra

  8. Pues sí, es raro que una perra castrada en Octubre tenga ahora embarazos psicológicos ya que la falsa preñez se suele presentar 2-3 meses después del celo, y supongo que tu perra, después de la operación no lo ha tenido. Quizás una determinación horomonal de estrógenos progesterona y si es posible de prolactina os daría alguna pista sobre lo que está pasando.

  9. Hola Doctor. Mi perra fue operada de una piometra cerrada hace 14 días atrás. Al día siguiente de la operación vomitó sangre, en la veterinaria le pusieron suero y la dajaron con antiemeticos.Desde ese día que tras comer vomita si no le doy las gotas. Ella tiene 8 años de edad y la piometra estaba bastante avanzada. ¿ podrá ser una insuficiencia renal ?, todavia no estan listos los examenes… gracias Doc.

  10. Hola, quisiera contar mi caso con mi perrita cocker de 6 años. Éste mismo año la operamos de un pequeño tumor en mama posteriormente todo fue bien hasta que despúés de dos celos presentó una PIOMETRA. El primer día estuvo con diarrea y no sospechaba el alcance de lo que vendria después.En un principio le recetan antibiotoicos, la perra en un primer análisis no presenta complicaciones. Más tarde la perra comienza a segregar pus y el nivel de creatinina sube 3.1. Decidimos operarla lo antes posible y ni siquiera supera 2h de postoperatorio. Mi duda es si con el otro sistema de inyecciones antiabortivas se hubiese estabilizado al menos lo suficiente como para en un futuro haberla operado en mejores circunstancias.Ruego me respondan ya que no sé si he hecho lo más justo para el animal. Gracias

  11. En ocasiones las piometras pueden ir acompañadas de problemas renales, pero éstos, suelen remitir si la operación se concluye con éxito. Por otro lado no es frecuente que los vómitos urémicos respondan de forma plena a los antieméticos. Habrá que esperar a ver que dan los análisis.

  12. La alternativa a la cirugía que existe en la actualidad son las inyecciones abortivas, pero en el caso de tu perra, que era joven, y en principio no presentaba problemas, creo que la cirugía habría sido la mejor elección desde el primer momento. Tampoco es normal que la perra muriera a las pocas horas de ser operada, aunque es cierto que se dan algunos casos.

  13. Todo el mundo que había utilizado alicin y prostaglandinas me lo habían recomendado como alternativa a la cirujía. Tenía una hembra de boxer que había sido montada hacía 20 días y le diagnosticaron piometra mediante ecografía y dijeron que según la ecografía de su útero era de 4cm aproximadamente. En mi clínica me recomendaron cirujía aparte nunca habían utilizado el tratamiento alternativo pero quienes lo habían utilizado me lo recomendaron y me animé a probarlo puesto que mi experiencia anterior con piometra fue de dos perras muertas con cirujía, una en quirófano y otra 3 días después de la intervención.
    La perra empezó a echar lo que tenía en el útero a las 24horas de inyectarla el alicin, fue un jueves cuando se la pinchó y el viernes cuando empezó a echar, mucha sangre pero era normal puesto que era lo que tenía en su útero. El sábado fuimos a la segunda dosis y la perra estaba un poco débil y echaba mucha sangre y no tenía ganas de comer ni nada aunque yo la alimentaba e hidrataba con jeringuilla de alimentación. La vieron y me dijeron que era normal. El domingo más débil y la perra no quería moverse mucho, normal también porque estaba cansada, yo la aseaba y la ponía su pañal que solía llenar de flujos, sangre con coágulos, cada 4 horas. El lunes a las 7:30 de la mañana la volví a dar de comer y de beber, seguía estando débil y no tenía ganas de moverse mucho y enseguida se echaba pero me dijeron que el lunes la pondrían una vía para que fuera mejor. A las 11:15 llegué a casa para llevarla al veterinario y la perra estaba muerta. Los síntomas que tenía era cansancio, echaba mucha sangre en el flujo y mucosas blancas y frías.
    ¿Qué ha podido pasar? todo era supuestamente normal y he perdido a mi perra en 3 días…

  14. Evidentemente el tratamiento no ha funcionado, pero debes tener en cuenta que el alizin se usa también como abortivo, es decir, que en el caso de tu perra estaba indicado. Además tiene un margen de seguridad bueno, pero en tu caso no ha ido bien. Evidentemente tu perra ha muerto por la enorme cantidad de sangre que ha perdido. Pudiera haber alguna enfermedad más que haya complicado la evolución, y que haya afectado a la coagulación.

  15. Hola, hace u nrato le diagnosticaron Piometra a mi perra y la van a operar mañana. Quiciera saber si está bien esperar este dia, o cuanto es el tiempo maximo que se peude esperar? Antes de ayer empezo con diarrea y a toamr mucha agua. Hoy empezo el sangrado y mañana la operan (mañana a la mañana le dan suero y a la tarde la operan). Esta bien el tiempo? gracias!

  16. hola, soy yamila de San Juan Argentina, hoy operaron a mi perra de piometra, y me dijo el veterinario exactamente lo que mencionan en la información brindada mas arriba, lo que me preocupa es que pueda tener problemas renales, y me gustaría saber si es posible mejorar los problemas renales, luego de la cirugía si los tuviese.
    Gracias por la información.

  17. Una perra castrada, de 13 años de edad ¿puede tener piómetra?. Todavía no se le ha hecho otros estudio. Una cirugía, su fue piómetra –tiene un pequeño soplo– puede ser peligrosa. Pero me extraña que tenga piómetra e inclusive un prequeño tumorcito que no ha crecido mucho en los últimos años. Aún sin verla ¿qué consejo me daría? Otro veterinarios, sin verla dijeron que no puede crecer mucho y que por estar castrada debe ser benigno. No me hablaron de piómetra.

  18. Buen dia, tengo una perrita que hace ya casi un mes orina con mucha sangre, ya le saque una ecografia y le diagnosticaron piometra y calculos, me dice el doctor que la tiene que operar lo antes posible, mi temor ed que luego de la operacion no quede bien y sufra más, ella ahora tiene buen semblante , se le ve muy feliz como es normal en ella. Algunas amistades me aconsejan “dormirla” obviamente no saben el dolor que es eso, no se que hacer. Quiero hacer lo mejor para ella.

  19. Sigo con el interrogante: una perra castrada puede tener piometra? Lei que la piometra se produce despues del celo y una perra castrada no entra en celo. Algunos hablan de vaginitis u hongos. Que es mas probable?

  20. Hola buenas noches,en enero pasado mi perrita pitbull de 10 meses presento su primer celo, no la apareamos, ahra acaba de presentar una vaginitis el medico le dio antibioticos acaba de empezar el tratamiento, mi pregunta es,puede presentar el tipo de problemas del que hablan en el foro?

  21. Hola buenas noches,en enero pasado mi perrita pitbull de 10 meses presento su primer celo, no la apareamos, aho
    ra acaba de presentar una vaginitis el medico le dio antibioticos acaba de empezar el tratamiento, mi pregunta es,puede presentar el tipo de problemas del que hablan en el foro?

  22. Hola tengo una pitbull blue de 2 meces, y orina muy amarillo. Y le sale moco por su aparato y también perdió el apetito de repente prueba la comida pero nomas la prueba está muy delgada. Que será? Es hembra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s